Chupiqueta

Descripción

Con este sencillo juguete se satisfacen las necesidades más básicas de tu bebé ayudándole a explorar, a su medida, lo que le rodea.

La boca es durante los primeros meses de vida su principal ventana hacia el mundo exterior, cobrando aún más importancia que los ojos. Esta se comporta como un gran escánear que le permite generar, dentro de su cerebro, las imágenes que hay fuera.

Las terminaciones nerviosas que se encuentran en la lengua son las encargadas de reconocer y enviar el sabor, la textura, la densidad, el peso… de los objetos, información que la mirada todavía no es capaz de percibir.

Chupetear es también su primera muestra de independencia, ya que son capaces de tranquilizarse y calmarse a sí mismos chupando.

Un poquito más adelante, de los seis a los nueve meses, esta curiosidad les ayuda a jugar con su voz. Experimentan que gracias a sus ruidos y gestos pueden cambiar el medio que les rodea y esa exploración les estimula a hacer ruidos con el juguete dentro de la boca.

Materiales

Cosido y bordado a mano